® Notiver La Noticia En El Momento Que Sucede. Todos los Derechos Reservados

¡ENCAÑONARON Y ORDENARON A LOS CONDUCTORES DETENERSE...! - *ENTRE ELLOS EL OBISPO DE ORIZABA

Criminales que operan sobre el tramo carretero de las Cumbres de Maltrata atracaron al Obispo de Orizaba, Eduardo Cervantes Merino, junto a sacerdotes que lo acompañaban, despojándolos...

¡ENCAÑONARON Y ORDENARON A LOS CONDUCTORES DETENERSE...! - *ENTRE ELLOS EL OBISPO DE ORIZABA

* Los delincuentes encañonaron y ordenaron a los conductores detenerse en un tramo despoblado, hallándose en ese grupo de automovilistas el Obispo Eduardo Cervantes Merino

*El jerarca de la diócesis de Orizaba estaba acompañado por dos sacerdotes quiénes fueron despojados de sus pertenencias

Por FEDERICO GARCIA
Reportero de NOTIVER

Criminales que operan sobre el tramo carretero de las Cumbres de Maltrata atracaron al Obispo de Orizaba, Eduardo Cervantes Merino, junto a sacerdotes que lo acompañaban, despojándolos de pertenencias e incluso de los objetos que utilizan en la misa.

Fuentes eclesiásticas confirmaron que el robo con violencia que sufrió el Obispo de Orizaba y dos sacerdotes que le acompañaban ocurrió la tarde-noche del miércoles sobre la autopista Puebla-Orizaba, en las Cumbres de Maltrata.

Los salteadores de caminos ordenaron a los conductores de varios vehículos detenerse en un tramo despoblado, hallándose en ese grupo de automovilistas el Obispo de la Diócesis de Orizaba.

Bandidos habrían amagado con armas largas a monseñor Eduardo Cervantes Merino para robarle pertenencias y objetos propios de su ministerio, también a los dos sacerdotes que le acompañaban.

Después del robo, los criminales se dieron a la fuga corriendo hacia el monte, en una práctica casi cotidiana que ni el Gobierno Federal ni estatal combaten, porque no se observa una estrategia contundente para acabar con esos atracos.

Religiosos que conocieron del hecho violento exigieron a autoridades civiles, sean responsables y refuercen las estrategias que garanticen la seguridad de la población.

Could not load content